Lun. Dic 4th, 2023

El ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo reveló que sus expectativas económicas que tiene el Gobierno Colombiano para el 2023, se espera, por ejemplo una baja en la inflación y también en las tasas de interés.

Además el jefe de la cartera dijo cuál será el futuro de empresas muy importantes para el país en diferentes sectores: Ecopetrol, Monómeros y Colpesiones.

Ocampo dijo que el Gobierno estudió la posibilidad de comprar Monómeros, por la cantidad de importación de alimentos que está haciendo el país.

“No podemos convertirnos en grandes importadores de maíz. Eso es una vergüenza nacional. Hay proyectos para volvernos menos dependientes del maíz importado, así como de la soja y de otros alimentos», destacaron.

La idea es que Colombia produzca más fertilizantes, en gran escala, en Monómeros.

El ministro dio a conocer estas decisiones en entrevista con Yamid Amadleala aca

«Existe la posibilidad de comparar Monómeros. Hay que ver el costo y si existen problemas legales con Estados Unidos para que Monómeros pueda operar sin restricciones legales. Se podría que la comprensión de Ecopetrol se vaya y en parte inversionistas privados que estarían interesados ​​en ser socios”, expusó el ministro.

Sobre el futuro del sector energético, el ministro inicial habrá una transición estrictamente energética, pero manteniendo la exportación de petróleo, en niveles que nuestros permitan disponer de las fracciones que el país necesite.

Para el caso de Colpensiones, Ocampo agregó que la idea con la reforma pensional es dar un ingreso a todas las personas mayores que no tienen pensión, sobre todo a las más pobres y que no todos los trabajadores estarían en Colpensiones.

“Colpensiones tienen unos trabajadores hasta cierto nivel de salario, que habrá que definir.. Estos fondos seguirán exigidos de títulos de deuda del Gobierno, un tema esencial para las finanzas públicas«, puntualmente.

Mas noticias

Ministro de Hacienda: ‘Transición petrolera durará unos 15 años’

Para gestionar la desaceleración y evitar caer en recesión